top of page

Un tiempo oportuno con Nicolás Buenaventura


Formado en el Teatro Experimental de Cali y licenciado en Arte Dramático de la Universidad Del valle, Nicolás Buenaventura se inició en el mundo audiovisual a finales de los años ochenta en las series documentales para la televisión Rastros y rostros y Puro cuento.



En 1997, se estrena su primer largometraje, una coproducción entre Colombia, Cuba y Francia, con un título muy particular como su cine: La deuda o la insólita muerte y no menos asombrosa resurrección y segunda muerte de Alí Ibrahim María de los Altos Pozos y Resuello, llamado El Turco.


Ahora, 24 años después, se estrena Kairós, su nueva película, sobre la cual conversamos:

Cliffhanger: Desde La deuda te había perdido el rastro. ¿Qué hizo Nicolás Buenaventura durante ese largo período?


Nicolás Buenaventura: Te cuento que, en el 2008, yo realicé en Francia una segunda cinta titulada El encanto de las posibilidades, la cual aborda un momento significativo en la vida del músico Olivier Messiaen. Desde que lo escuché por primera vez, con el cuarteto Para el fin del tiempo, quedé conmovido. No podía creer cómo algo podía ser tan complejo y tan simple a la vez. Después de investigar sobre su vida, me encontré con la historia de mi película. Messiaen estuvo en un campo de concentración. Con un frío inhumano, Messiaen se reúne con otros tres músicos, y entre los cuatro construyen una de las obras más difíciles de interpretar de la música contemporánea y lo hacen frente a los otros prisioneros de guerra, frente a sus guardianes y frente a los oficiales alemanes. Me gustaría mucho que la vieras.


Cliffhanger: Su premisa es fascinante. No la conocía como tampoco conocía la historia.


Nicolás Buenaventura: Su estreno fue muy limitado.


Cliffhanger: Ahora llega Kairós. ¿De dónde llega la inspiración para este nuevo trabajo?

Nicolás Buenaventura: De mi pasión por las películas sobre robos.


Cliffhanger: ¿Cuáles son tus películas favoritas sobre robos?


Nicolás Buenaventura: Son muchas. Son mi debilidad. En este momento se me viene a la cabeza Inside Man, esa fantástica cinta dirigida por Spike Lee.