top of page

El olvido que seremos, un fresco retrato familiar, social y político de una Colombia pre-moderna.

La historia del médico y activista de derechos humanos Héctor Abad Gómez en Colombia en los años 70 y 80, basado en el visceral bestseller de su hijo Héctor Jr titulado bajo el mismo nombre.



La nueva película del director Fernando Trueba, El olvido que seremos, quiere combinar lo público y lo privado en un fresco retrato familiar, social y político de una Colombia pre-moderna, mostrando un ejemplo de rara virtud pero también de profunda humanidad y humildad.


El olvido que seremos, la trama


Colombia 1983. Héctor Jr, (Juan Pablo Urrego), estudia en la Universidad de Turín cuando es llamado a Colombia, donde vive su familia, para la ceremonia de despedida de su padre, Héctor Abad Gómez, (Javier Cámara), en la docencia universitaria. Médico involucrado en campañas de salud pública, maestro en Antioquía y conocido activista de derechos humanos, Abad Gómez siempre ha sido despreciado por las autoridades por sus duras críticas al gobierno y sus políticas y es enviado a la jubilación anticipada. El viaje a casa es una oportunidad para que el hijo reconsidere su infancia en Medellín a principios de la década de 1970, la estrecha relación con su padre, la feliz vida familiar con su madre y hermanas. Una época dorada en la que la figura del padre fue un referente indiscutible para Héctor. El presente no es tan optimista y mientras el clima en la ciudad se vuelve pesado, con asesinatos y desapariciones por parte de grupos paramilitares, que pretenden golpear cualquier forma de disidencia u oposición social y política, Abad Gómez también corre cada vez más riesgo.