top of page

El acto es acción, no vandalismo y reacción obscena. Reseña de Psicomagia, un arte que sana

Poeta antes que cineasta, actor antes que dramaturgo, personaje antes que persona, pero ante todo pensador, donde el pensamiento es la clave imaginativa para comprender la realidad.



Psicomagia, un arte para curar es la última película de Alejandro Jodorowsky, un documental que resume de forma sencilla y apasionante el largo viaje que llevó al autor chileno a dedicarse al proyecto muy personal del "Panic Teraphy ".


Alejandro Jodorowsky nació en Chile en 1929, en Tocopilla, un pequeño pueblo en medio del helado Océano Pacífico y la árida región del desierto de Tarapacá. A los diez años, él y su familia se mudaron a Santiago, la capital. A menudo recuerda su juventud en Chile, un país que define como "inestable", surrealista, y en constante agitación. Rastreando su vasta y aventurera biografía hay varias anécdotas, entre ellas la de cuando él y su amigo Lihn (quien luego se convirtió en un poeta establecido en Chile) decidieron caminar en línea recta sin detenerse nunca. Esto significaba que si se encontraban con un automóvil estacionado, se subían a él, siempre en la misma dirección. Si chocaban contra una pared baja, la saltaban; de la misma manera que lo hicieron con una puerta. ¿Y si hubiera una casa frente a ellos? ¡Bien! Todo lo que tenían que hacer era tocar el timbre, abrirse y caminar por la sala de estar, y luego salir por la primera ventana útil.


Ha pasado algún tiempo, pero desde entonces, Jodorowsky nunca ha dejado de seguir esa línea: recta, profunda, valientemente poética. No es casualidad que, a lo largo de su vida y su búsqueda artística , Jodorowsky haya centrado cada vez más sus imágenes a un aspecto místico y enigmático, centrado en la fuerza evocadora de las acciones, actos puros, que se traducen en gestos efímeros, pero esencialmente hermosos.